Entorno y Ocio

La Posada Valle del Oso se encuentra en pleno corazón del Parque Nacional de los Picos de Europa y, por tanto, rodeada de frondosos bosques de tipo mediterráneo y atlántico donde...

...poder realizar actividades ligadas completamente a esta naturaleza exuberante que nos rodea.

Senderismo

Una red de senderos atraviesan los bosques, valles y prados de Liébana. Estos divididos en Pequeños o Grandes recorridos nos hacen disfrutar de la naturaleza en las diferentes épocas del año: desde la explosión de vida que se produce en la primavera lebaniega, hasta la diversidad de colores que trae consigo el otoño. Una característica de obligado conocimiento para el visitante es que en la comarca de Liébana existe un microclima que favorece el crecimiento de bosque mediterráneo y atlántico, creando una flora y fauna como en pocos sitios de la geografía nacional.

Escalada

Liébana y Picos de Europa no solo cuentan con las grandes paredes que tradicionalmente se vienen utilizando en la práctica de esta actividad, como son el Naranjo de Bulnes, Peña Vieja, etc; sino, que en los últimos años se han ido creando numerosas escuelas de escalada que facilitan no solo su aprendizaje inicial (por ejemplo, la escuela de Vendejo), sino también la adquisición de un nivel que nos permitirá la práctica de una escalada de dificultad (destacan aquí, las paredes a lo largo del Desfiladero de la Hermida). Así pues, tanto los Picos de Europa como la comarca de Liébana se convierten en un paraíso para los amantes de este deporte tanto en su fase de iniciación o clásico, como en escalada deportiva.

Esquí

Para los amantes del esquí de Montaña existen zonas de diferente dificultad: desde los exigentes Picos de Europa con sus canales y cumbres de fuertes desniveles, hasta las laderas más suaves de la Cordillera Cantábrica. Sitio este idóneo para aquellas personas que se quieren adentrar en esta otra modalidad del esquí. Buen ejemplo para iniciarse son las faldas del Bistrueyl subiendo desde Caloca.

 Raquetas

Otra manera de disfrutar del invierno y la nieve es pasear con raquetas tal y como se hace en los países nórdicos, de tal manera que podemos hacer salidas con niños, amigos o algún guía de la zona que nos enseñe lugares escondidos a los que podemos acceder sin dificultad, pues no es este un deporte que conlleve un gran aprendizaje anterior.

 

Bicicleta

La bicicleta de montaña es otra opción a tener en cuenta. Se trata de una actividad que exige un buen estado de forma debido a los fuertes desniveles de la comarca lebaniega como de los Picos de Europa, pero muy gratificante a su paso por los pueblos y valles donde seguramente nos quedaremos asombrados ante tanta belleza natural.

 

Caballos

También existe la posibilidad de que montados a caballo nos muestren Liébana desde otro horizonte, adentrándonos en bosques de robles, encinas…o subiendo a collados, donde la visión del paisaje es espectacular. 

Otra manera de conocer esta maravillosa comarca.